lunes, 25 de julio de 2011

Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin



[Por Cosmos02]

Debo reconocer que de una de las sagas fantásticas más famosas que existen, El Señor de los anillos de J.R.R. Tolkien, sólo he leído el primer libro El hobbit. Sin embargo, debo de haber visto la trilogía de películas dos o tres veces. Suficientes para saber que, en el fondo, la anécdota es sencilla: los humanos, enanos, elfos y hobbits deben unirse para luchar contra la maldad de Mordor que, de triunfar, sumirá al mundo en la oscuridad.

Más o menos ocurre lo mismo con la también fantástica saga de Harry Potter. Las fuerzas del bien, representadas por Harry y sus amigos, deben vencer sobre la magia oscura del despiadado Lord Voldemort y sus mortífagos. El bien contra el mal, sin matices y sin más motivos para unos que ser el mal, como para otros representar el bien. Rara vez con dudas y jamás con protagonistas que cambien de bando. Siempre blanco y negro, A o B, Ying y Yang. Igual que los Jedi y Darth Vader, que Supermán y Lex Luthor, que Buzz Lightyear y el malvado emperador Zurg, que la ardilla voladora y Boris Malosnof, etcétera. Siempre tan esquemático que es motivo de parodia en Megamente contra Metroman.

Por eso, no bien había visto los dos o tres primeros capítulos de la serie llamada Game of thrones de HBO cuando ya me había abalanzado sobre el primer tomo de la saga de George R.R. Martin, Canción de Hielo y Fuego, de la cual se han publicado 5 tomos en inglés y 4 de ellos en español, de los siete planeados para toda la historia, y cuyos títulos son:

1.- Juego de tronos
2.- Choque de reyes
3.- Tormenta de espadas
4.- Festín de cuervos (Híjole, después de lo leído, ya me imagino qué tal está este título, hasta escalofrío me da, me recuerda a Peña Nieto y los priístas, no se por qué)
5.- Danza con dragones (Sospecho que uno de los personajes, Daenerys, viene a poner a todos en su lugar, espero)

Acabo de terminar los dos primeros libros y si no fuera porque me estoy retrasando en el desarrollo de mi curso sobre Autocad 2012, ya hubiera continuado con el tercero porque es una historia muy buena, magistralmente escrita, adictiva e increíblemente interesante de leer. Lo definiría así: es el conflicto por el poder, representando por un siniestro trono de hierro al que todos quieren acceder, entre múltiples personajes no necesariamente buenos o malos, en un contexto también complejo que incluye elementos adicionales (ausentes en otras sagas) como el peculiar comportamiento de las estaciones del año. Pero intentemos dar un bosquejo de que va la historia, a ver si tal cosa es posible en un solo post.



Todo transcurre en un mítico continente del poniente, en donde habitaban 7 reinos que fueron, doscientos años antes de la trama principal, unificados a sangre y fuego (de dragón) en un solo trono de hierro por el primer rey de todo el continente, creando entonces un solo reino, pero siete regiones presididas por los herederos de los antiguos reyes.

Esas siete casas crean alianzas o se enfrentan entre sí cuando a la muerte del último rey, Robert Baratheon, la legitimidad del heredero al trono queda en duda, desatándose la guerra. Por una parte, los Baratheon, hermanos del rey, cada uno por su lado, que reclaman el trono para sí, por la otra, la esposa del rey muerto la Reina Cersei, de la casa Lannister, que defiende el trono a favor de su hijo (el cual, a su vez, no es hijo del rey, sino de una relación incestuosa con Jaime Lannister). Por otra parte, están los Stark, señores del norte, que se alzan también contra el nuevo y joven rey cuando su padre, Eddard Stark, es decapitado por órdenes de éste.

A su vez, la última descendiente de los Targaryen, Daenerys, vive exiliada en tierras lejanas soñando con el día en el que pueda regresar a recuperar el trono de sus antepasados, que por sangre le corresponde. En su periplo termina incubando tres huevos de dragón que, obviamente, le darán en algún momento el poder que tuvo su antepasado Aegon I que conquistó los siete reinos.

Si lo anterior no fuera suficiente, tenemos que el continente del poniente está delimitado al norte por un gigantesco muro de hielo, que divide el reino de los hombres de lo que hay más allá en una evidente referencia a la muralla china, creada para contener a hordas de bárbaros. Ese muro está custodiado y defendido por un menguado pero leal ejército llamado “La Guardia de la Noche” que no participa de las luchas entre los grandes señores. Pero no se queda ahí, no sólo hay hordas de salvajes más allá del muro agrupándose para asaltarlo y destruir todo el reino; al parecer también hay gigantes y una amenaza sobrenatural llamada Los Otros. Todo aquél que cae muerto por Los Otros se levanta para seguir matando. O sea, también tenemos zombis.
Agréguese además el peculiar comportamiento de las estaciones, que duran cantidades irregulares de años. Conforme va iniciando la guerra va acabándose el verano, que lleva más de diez años y el invierno, que se prevé más prolongado y hostil que nunca, se avecina.

Hasta cierto punto uno podría pensar que los Stark son los buenos y los Lannister los malos, pero entre sí no son tan homogéneos. Por ejemplo, entre los Lannister está Tyrion, un enano mordaz y sumamente inteligente que cuando se convierte en la Mano del Rey (una especie de Primer Ministro o Secretario de Gobernación), intenta aplicar justicia a pesar de su inescrupulosa hermana, la reina Cersei. Por su parte, Robb Stark, hijo de Eddard, no se niega cuando sus vasallos lo nombran, ilegítimamente según yo, “Rey en el norte”, a pesar del honor y lealtad que los caracterizan.

Se trata pues de una historia que bien podría disputarle el trono de las sagas fantásticas a El Señor de los anillos: tiene un contexto y ambiente basto, sofisticado y con elementos únicos, como las estaciones, los dragones, magia (hay una especie de sacerdotisa-hechicera que engendra sombras que matan), monstruos sobrenaturales (como Los Otros), personajes que, per se, no son buenos ni malos, si no que encarnan y defienden los intereses típicos que suelen rodear al poder político, aunque tampoco falta el honor, heroísmo, traición y ambición. Hay otro elemento que llama mucho la atención, todos los hijos de Eddard Stark, toman como mascota un lobo (de una especie que los hace más grandes y fieros que lo habitual) con el cual desarrollan una relación muy intensa. Robb Stark sorprende a sus enemigos en batalla gracias a que el lobo le dice por dónde puede rodearlos o atacarlos más fácilmente. Bran Stark, que queda inválido después de que Jaime Lannister lo tira por ventana de una torre, logra abrir su tercer ojo, que le permite ver a través de su lobo, etcétera.

Además, hay personajes que uno termina admirando o, por lo menos, sintiendo por ellos una enorme empatía, como el ya mencionado Tyrion, Daenerys, Arya Stark o John Snow, mientras que hay otros que pueden odiarse con facilidad, como el joven rey Joffrey Baratheon.

En fin, para no alargar más esto, diré que acabaré con mis pendientes sobre Autocad para poder echarme el tercer libro, aunque me temo que tendré que tomarlo con calma, pues aunque lea pronto los cinco libros disponibles, seguramente pasarán tres, cuatro, cinco años, no sé, antes de George R.R. Martin termine de escribir la saga y sepamos quien finalmente ganará el juego de tronos, cosa que por cierto no ocurría mientras esperábamos el último libro de Harry Potter, donde la duda era apenas si, venciendo a Voldemort (lo que se daba por descontado), quedaba o no con vida.

13 comentarios:

El Agus dijo...

Voy apenas viendo la serie y lo único que te puedo decir Bro es que Emilia Clarke (Daenerys) es de lo más hermoso que he visto en mi vida.

Por cierto que ya me caía bien Eddard Stark y ahora me sales con que lo decapitan, no te digo.

Un abrazo Bro.

cosmos02 dijo...

Chin Bro, ya te conté lo que va a ocurrir. Y no sabes cuántas cosas de la segunda temporada (segundo libro), podría yo decirte... Por cierto, la batalla de Desembarco del Rey no se cómo le van a hacer para filmarla, no creo que haya presupuesto que alcance para eso.

Un abrazo.

cosmos02 dijo...

Bro, ahí te va otra. Buscando el video de Game of thrones, me encontré con una entrevista que le hacen al actor que interpreta a Jaime Lannister en donde dice, muerto de la risa, que cuando vió el primer capítulo, descubrió que su caracterización era igualita al príncipe encantador de Shrek.

El Agus dijo...

Jejeje, cierto. Está igualito. Aunque Jaime Lannister tiene de encantador lo que tu y yo tenemos de panistas.

Por cierto que ya tengo, gracias a Fanatico, la primera temporada completa en la cajita multimedia. Me faltan de ver del capítulo 7 en adelante.

cosmos02 dijo...

El 9 y el 10 son muy buenos Bro, no te los pierdas.

El Agus dijo...

Oye Bro, pues para todos querer sentarse en ese trono no se ve muy cómodo que digamos.

cosmos02 dijo...

Curiosamente ésa es la idea de Aegon I, el conquistador que une los 7 reinos y crea el trono de hierro (con las espadas de los caballeros vencidos), que fuera un trono que no fuera cómodo para nadie. En el libro lo describen con descansabrazos con púas y salientes filosos en el asiento y el respaldo, de modo que no te puedes quedar en él a tus anchas, según para que no olvidaran que ser rey no era (o no debería ser) un placer.
Comparado con el del libro, creo que el de la serie hasta les quedó bonito.

Un abrazo Bro.

El Agus dijo...

Entonces sí debe haber diferencia entre el libro y la serie Bro, porque en la serie, cuando menos en lo que voy, el Joeffrey se ve muy a gusto sentadote el muy jijo de la jijurria.

Deja que llegue mi novia Daenerys y lo quite al güey.

Fionn dijo...

El Agus se esta volviendo FRIKKIE!!!

Saludos mi agus, ya eres de los nuestros!! jajajajajaja!

El Agus dijo...

Que onda Zurdo, nombre, mi Bro es el clavadazo con Game of Thrones. Yo apenas ando viendo la serie. Pero aca entre nos si me está latiendo jejeje

Un abrazo!

El Agus dijo...

Ya terminé la primera temporada Bro y, por lo menos hasta ahora, se puede pensar en los Stark como los buenos y en los Lannister como los malos. Cuando menos en la serie se sigue planteando la lucha entre buenos y malos.

Me imagino que en el libro es diferente.

Saludotes.

cosmos02 dijo...

¿Yo FRIKKIE? Errr... este... bueno sí, tal vez. je,je,je.

El prólogo del tercer libro (sí, sí, dije que no lo empezaría hasta terminar la guía de Autocad, pero ya ven, la tentación de frikkie era mucha), comenta que el enfrentamiento entre los Lannister y los Stark está inspirada en la guerra de la rosa, en Inglaterra, que enfrentó a los Lancaster con los York y la historia antigua de Poniente (la unificación de los 7 reinos por Aegón), en la novela história "El primer hombre de Roma", lo cual no está mal en sí mismo, al contrario, muestra que George R.R. Martin tiene que ser experto en historia antigua para inventarnos una historia así.

cosmos02 dijo...

Gracias a Enrique Ganem, "El explicador", me entero que la idea de la cadena de Tyrion para la batalla en Desembarco del Rey, está inspirada en una idea del general Yamamoto, de la segunda guerra mundial, cuando atacó Pearl Harbor... O sea, George R.R. Martín tomó de aquí, allá y acuyá.

(El frikkie ataca de nuevo)

Un abrazo Bro.