miércoles, 5 de enero de 2011

El secreto de sus ojos



[Por Cosmos02]

Benjamín Espósito, un burócrata jubilado que trabajaba en un tribunal del sistema de justicia argentino, decide dedicar sus días de retiro en escribir una novela, pero para hacerla no recurrirá a su imaginación, sino a sus recuerdos. En particular, los del brutal asesinato de una joven y hermosa mujer después de ser violada en su propio dormitorio, y cuyo caso lo obsesionará durante veinticinco años. Al ir escribiendo la novela, Benjamín tendrá que remover el pasado no sólo de ese caso, sino de su propia vida, revelando para sí la verdad de su propio vacío.

“El secreto de sus ojos”, película argentina de Juan José Campanella, ganadora del Oscar a la mejor película de habla no inglesa, premiada en los festivales de cine de Toronto, de San Sebastián, de la Habana, de los premios Sur, Clarín y Goya (y hasta del Ariel en México), nos cuenta la historia de un hombre que se sumerge en sus recuerdos para enfrentar los fantasmas de su pasado: los del asesino impune por la corrupción del sistema de justicia argentino de mediados de los 70’s, el de su amigo asesinado en su lugar por enfrentar a ese sistema y, sobre todo, para conjurar de una vez por todas el fantasma del amor nunca confesado abiertamente por su jefa inmediata.

Contada a través de flashbacks al pasado del protagonista y su lucha por resolver el crimen y el presente torturado por revivir esos recuerdos, la película nos va atrapando lenta, pero implacablemente en una trama que sin dejar de ser descarnada tiene momentos de humor negro y otros de gran ternura, por lo que llega un momento en el que no es posible seguir viéndola sin recorrer todo un catálogo de sentimientos que van desde la indignación por las desventuras del protagonistas hasta una enorme ansiedad por saber qué ocurre después. Vaya, si son de los que se clavan en las películas, como yo, llegarán a sentir un nudo en la garganta, que al final para eso voy al cine.

El manejo de la cámara es brillante. La escena de la persecución en el estadio de futbol es de una ejecución técnica admirable que, aunque breve, no le pide nada a ninguna película de acción y, por el contrario, es de un realismo impresionante. Lo que también es brillante es el final, con una venganza justiciera, que no tiene nada que ver con el sistema de justicia, y la decisión del protagonista de conquistar por fin a la mujer que ama, sin que nada más importe.

Que conste que, en realidad, no les he contado la película como tal, para que la vean y disfruten de una gran película.

4 comentarios:

El Agus dijo...

La vi hace poco...la caja. Prometo verla Bro, para comentarte jejeje.

Un abrazo.

cosmos02 dijo...

je,je,je... Seguro la caja cuenta más o menos lo mismo que yo aquí. Pero sí échale un vistazo Bro, está muy bien la película.

Un abrazo.

fanntine dijo...

Justo hoy vi esa película y la historia me parece enorme!

Saludos

Pleia dijo...

Vi la movie en vacaciones.
Debo decir que me quedé un poco intrigada al final, pues se trabó el dvd S: , ya no supe bien en que termino cierto asunto sentimental.
Pero en si, la historia es de pan de cada mañana aquñi también. Esas cosas que salen de tu control y el coraje de saber que eso pasa ahi como historia ficticia pero es tan realista.
También como van transformando la historia... la verdad si, si, me gustó la movie.